Actualidad
Por Mario Guarda , 14 de mayo de 2024 | 14:15

Habla hijo de Nabila Rifo: “Estoy preso, pero por lo menos mi mamá está tranquila”

  Atención: esta noticia fue publicada hace más de 12 días
El hecho ocurrió en la noche del pasado jueves 1 de febrero afuera de la casa de Nabila Rifo. Crédito foto: Diario Regional Aysén.
Compartir

Reportaje de La Tercera recogió el testimonio de Luis Torres a tres meses de haber dado muerte a la pareja de su madre. Detalles en la nota.

Formalizados por el delito de homicidio calificado se encuentran actualmente dos hijos de Nabila Rifo, tras haber dado muerte a la pareja de su madre, Gerardo Bañares, en febrero del 2024, en Coyhaique. 

Anteriormente, el año 2016, Nabila se hizo tristemente conocida a nivel nacional tras ser víctima de una brutal agresión por parte de su anterior expareja, Mauricio Ortega, quien la atacó en la vía pública y le arrancó los ojos. 

Detalles acerca de los hechos que llevaron a la muerte de Gerardo Bañares se conocieron en un reportaje publicado por el medio La Tercera, en entrevista con Luis Torres, de 20 años, hijo mayor de Nabila Rifo. 

“Yo le decía que estaba mal lo que él hacía"

Según el relato de Torres, Gerardo Bañares inició una relación con su madre en 2023, cuando este acudió a casa de Nabila como mecánico para reparar un vehículo y unas semanas más tarde estaba viviendo en la casa de ella. 

El reportaje señala que entonces Bañares tenía causas por violencia intrafamiliar en Río Ibáñez y poco a poco empezó a mostrar facetas ocultas de su personalidad, como el consumo problemático de alcohol. 

“Nos decía ‘tengo una chambita con un camión’. Llegaba a los minutos y aparecía curado. Mi mamá le preguntaba por qué tan rápido. Era porque se iba a tomar y fumar marihuana a escondidas. No ponía ni uno para la casa. Traía una bolsa de pan y se iba a acostar”, afirma Luis Torres. 

De allí a las agresiones hacia Nabila solo faltaba un paso y de hecho ejercía violencia psicológica, como revisar el celular de su pareja, borrar contactos y amenazar con matar a un amigo de Nabila, para luego escalar también a la violencia física, como una cachetada o un empujón según describió Torres. 

“Yo le decía que estaba mal lo que él hacía. Ella me decía ‘es que estoy sola. Necesito una pareja’. Y le decíamos está bien, pero que el loco no ande curado todo el día. Nos respondía no te metái, si ya va a estar sano”, señala el joven. 

“Al tiempo, dice Torres, su madre ya no respondía. Cuando él le gritaba, ella callaba. Todo eso lo escuchaba Luis Torres desde su habitación, en su segundo piso”, se consigna en el reportaje. 

El 31 de agosto del 2023, Luis Torres y su hermano Y.T. denunciaron al mecánico por lesiones leves a lo que se sumó una denuncia de oficio por parte de Carabineros por lesiones leves contra Nabila Rifo. 

La muerte de Gerardo Bañares

Ese ambiente de violencia llegó a un punto insostenible la noche del 1 de febrero de este año, cuando Bañares llegó borracho a la casa de su familia y empezó a tirar piedras hacia adentro a la vez que vociferaba fuertes amenazas contra Nabila y sus hijos. 

Luis Torres salió del domicilio empuñando una manopla, en tanto su hermano Y.T. de 17 años, sostenía un bate con el que golpeó a Bañares. Luis Torres asegura que perdió toda noción una vez que comenzó a golpear a Bañares. 

La PDI abordó la investigación del caso. Créditos: Diario Regional Aysén.

“Estaba como cegado, no despertaba. No me di cuenta de lo que estaba haciendo. Era como estar en un sueño. Después lo vi tirado. Entré a la casa y desperté. Vi la manopla ensangrentada. Le dije a mi hermano chico, perdón”, expresó sobre el sangriento hecho. 

La Fiscalía de Coyhaique mantiene un video de seguridad que registró el momento. “En total, fueron 30 los golpes que recibió: 17 con la manopla de Torres Rifo y 13 con el bate de béisbol de Y.T.”. 

“Según el parte médico del hospital, Bañares murió 59 minutos pasada la medianoche. Su situación neurológica, indicó el personal de urgencias, era irreversible. Su cráneo tenía varias hemorragias, que lo llenaban de sangre por dentro”, detalla el reportaje. 

Tras el hecho, Luis Torres se entregó en la Primera Comisaría de Carabineros de Coyhaique y posteriormente su hermano fue detenido en casa de un familiar. 

“Estoy preso, pero por lo menos mi mamá está tranquila”

Luis Torres se encuentra en prisión preventiva y a tres meses del hecho asegura estar tranquilo. “Estoy muy tranquilo. Estoy preso, pero por lo menos mi mamá está tranquila. Nunca nadie más le va a pegar, ni nada”. 

En tanto Y.T., se encuentra en prisión preventiva en un centro de internación para adolescentes en Coyhaique. 

Ahora, el defensor penal público de Luis Torres, Mauricio Martínez, busca demostrar que el joven actuó en legítima defensa: la de su vida y de su madre, por lo que espera sea absuelto.  

En tanto, el Ministerio Público argumenta que el caso se aleja de la legítima defensa, ya que los hermanos iniciaron la pelea y se abalanzaron sobre Bañares cuando no podía defenderse, lo que estaría configurando un homicidio calificado con alevosía. 

Luis Torres compartió que su madre va a verlo a la cárcel de Coyhaique y le ha expresado su arrepentimiento por haber “metido a la casa” tanto a Mauricio Ortega como después a Bañares. 

“El primer día que vino se puso triste. Me dijo, perdón hijo. Los dos eran pareja de ella. Y se siente culpable, porque ella los metió a la casa. Nos dijo que no se dio cuenta antes y se arrepiente”, compartió el joven, mientras espera que la Justicia decida su futuro y el de su hermano. 

Si te interesa recibir noticias publicadas en Diario Regional Aysén, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?
Grupo DiarioSur, una plafaforma informativa de Global Channel SPA, Av. España, Pasaje Sevilla, Lote Nº 13 - Las Animas - Valdivia - Chile

Powered by Global Channel