Ciencia y Tecnología
Por Pablo Santiesteban , 5 de diciembre de 2022 | 10:31

Apoyan monitoreo de calidad del agua en los ríos del norte de la Patagonia

  Atención: esta noticia fue publicada hace más de 52 días
El proyecto ha sumado a las familias en especial a los jóvenes de la región, más sensibles al cuidado del medio ambiente. Crédito: cedida.
Compartir

La sequía es un fenómeno a nivel mundial y en Chile el impacto hace rato se hace notar, incluida la zona sur austral del país.

Ante esta urgencia vecinos de Puelo y Chaitén, en la Región de Los Lagos, y Raúl Marín Balmaceda, Puerto Cisnes y Puerto Aysén de la Región de Aysén, participan en un proyecto científico sobre calidad de aguas y los riesgos asociados a la sequía que considera el monitoreo semanal de varias cuencas.

El proyecto se enmarca en el programa Análisis de Riesgo como una herramienta para la priorización de Normas Secundarias de Calidad Ambiental en los principales ríos de Patagonia Norte, bajo escenarios hidrológicos de sequía”, financiado por la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (Anid).

El proyecto fue adjudicado por la Universidad Católica de la Santísima Concepción y dirigido por el doctor Jorge León-Muñoz, el cual en la Región de Aysén cuenta con la colaboración de los investigadores Brian Reid y Anna Astorga, ambos especialistas en estudios de agua dulce del Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia (Ciep).

Reid y Astorga , junto a Lydia Blanchet, perteneciente a la Fundación Riverkeeper desarrollan un programa de monitoreo en las cuencas de los ríos Puelo, Yelcho, Palena, Cisnes y Aysén, las cuales conforman los principales tributarios de agua dulce al sistema de fiordos del noroeste de Patagonia.   

Acercamientos

Anna Astorga comenta que era imposible muestrear semanalmente todos los ríos a lo largo de la extensa zona que evalúan en el proyecto, por lo que era sumamente importante poder implementar colaboraciones con la ciudadanía. 

"De apoco fuimos formando grupos de monitores, que en algunas localidades ya estaban bien organizados, y motivándolos sobre la idea del proyecto, que busca conocer más sobre los grandes ríos que desembocan en sus localidades”, expresó la científica.

"En estas vueltas también aprovechamos de relacionarnos con las comunidades, sus escuelas o liceos, y recolectamos las muestras semanales que posteriormente son analizadas por el equipo en el laboratorio de Ciep en Coyhaique”, comentó Anna Astorga.

La colaboración entre la Universidad y el Ciep ha sido fundamental para abordar el proceso de sequía que vive la región, donde el Centro de Investigación fue convocado a ser parte del proyecto porque cuenta con equipos, laboratorios y personal técnico y científico altamente calificado en esta materia, sumado al trabajo que realizan voluntarios en el terreno para establecer el monitoreo y análisis comunitario semanal de la química del agua.

Esta familia de Puerto Cisnes es una de las colaboradoras del proyecto. Crédito: cedida.

¿Qué está pasando?

El Dr. Brian Reid, limnólogo y subdirector científico de Ciep, comentó la relevancia científica de este proyecto y monitoreo. 

“Hasta el momento nadie sabe lo que pasa, en mi experiencia llevo trabajando 15 años en la región, inicialmente me enfoqué en la cuenca del Baker, pero no sabemos la importancia del efecto que tiene la cuenca en el mar en esta zona", expresó y añadió que hasta ahora los datos no son suficientes para caracterizar estos ríos.

“Este proyecto está levantando información con una intensidad de monitoreo inédita para el país, tomando muestras cada mes desde este laboratorio y semanalmente por los grupos de trabajo. Eso es necesario para definir las normas secundarias de la calidad de agua, de las cuales hay muy pocas en el país, hablamos de unas seis o siete en total, y estamos trabajando ahora en cinco ríos”, explicó.

"Si logramos esta segunda parte del seguimiento de este proyecto, vamos a tener la evidencia para poder establecer la calidad de agua de estos ríos que tienen una excelente condición, y a la fecha estamos viendo resultados muy buenos con esta iniciativa”, añadió Reid.
 

¿Cómo es el agua de los ríos? 

Esta es una de las preguntas que las y los voluntarios de este proyecto han realizado, y es por eso que Reid, Astorga y Blanchet han realizado una serie de talleres, explicando qué resultados previos hay de esta investigación.

Una de las ideas principales del proyecto es que los ríos no solo son agua, sino que traen sedimentos, nutrientes, iones desde su área de captación (cuenca) y estos llegan a la costa donde también cumplen una función. Las aguas que traen estos ríos son sumamente excepcionales con el resto del país.

“Una gran cobertura de bosques y un bajo nivel de uso del suelo en cada una de estas cuencas hace que los niveles de sedimentos y nutrientes sean por lo general muy bajos, lo que nos cuenta de la pureza del agua” explica Astorga.

En los talleres, tanto con voluntarios, comunidad y estudiantes, han abordado la importancia del cuidado de la cuenca, ya que el agua no sólo viaja de las montañas al mar, si no que cumple múltiples funciones ecológicas en el camino y es utilizada en su trayecto por muchas especies, entre ellas nosotros, los seres humanos.   

La ciudadanía patagona se ha sumado con notable eficiencia a los monitoreos. Crédito: cedida. 

Ciencia Ciudadana

En el río Cisnes existe una larga historia con un grupo organizado, quienes por iniciativa propia contactaron a especialistas de Ciep para ver si podrían analizar muestras de agua de este río, lo que se realizó por un año consecutivo de agosto de 2017 a 2018.

En ese análisis se detectó un aumento de fosfato relacionado a un florecimiento de algas que se generó en los fiordos, por lo mismo se tomó contacto con ellos para continuar los monitoreos, esta vez con otro fin. 

Adelina Tello, de Puerto Cisnes relata la experiencia de ella y la comunidad organizada que apoyó este trabajo.

“Nosotros participamos del primer muestreo con un grupo de 18 personas aproximadamente. Fue una experiencia de trabajar en equipo, la que ha permitido ver las fortalezas que tenemos como pobladoras y pobladores. El poder que ha tenido una comunidad organizada con un claro interés de defender el territorio", señaló.

"En este proceso aprendimos mucho, desde lo técnico y de vernos como vecinos y vecinas común y corrientes con las capacidades de ir a tomar una muestra, hacer el proceso correctamente, respetando los protocolos y compartir la información con la gente que se fue sumando con el tiempo a este monitoreo”, señaló Adelina Tello.

Adelina destacó los aportes de la ciencia ciudadana e indicó: ”sería bueno que como instituciones o gobierno se releve la importancia de este trabajo, más allá de los datos finales, que se vea como una hermosa instancia de educación ambiental en los espacios de escuela, de liceo, de los distintos lugares que habitan los niños, niñas y jóvenes".

Sumado a la recolección de muestras que realizan los científicos de manera mensual, han llevado a cabo diversas actividades de divulgación sobre este trabajo y sus resultados preliminares, en este sentido han realizado charlas en el Liceo y Biblioteca Pública de Puerto Cisnes, en la Escuela de Raúl Marín Balmaceda y en la sede de la Junta de vecinos de la misma localidad. 

 

 


 

Si te interesa recibir noticias publicadas en Diario Regional de Aysen, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?
Grupo DiarioSur, una plafaforma informativa de Global Channel SPA, Av. España, Pasaje Sevilla, Lote Nº 13 - Las Animas - Valdivia - Chile

Powered by Global Channel