Actualidad
Por Sebastián Martel , 11 de mayo de 2024 | 18:50

Artista patagón cuenta cómo es crear sus obras a cinco metros bajo el agua

  Atención: esta noticia fue publicada hace más de 14 días
Pablo Lema realiza inmersiones de distintas porfundidades. Crédito: cedida.
Compartir

En conversación con Diario Regional Aysén, Pablo Lema explica el proceso que implica la realización de pinturas subacuáticas.

Un novedoso arte en Chile y el mundo es la pintura subacuática que realiza Pablo Lema, pintor aysenino, quien en conversación con Diario Regional Aysén, cuenta cómo realiza este tipo de obras bajo la superficie submarina.

Originario de Puerto Aysén, es profesor y diseñador gráfico, desde pequeño tuvo acercamientos con la pintura y hace 20 años se dedica a realizar un arte enfocado en la Región de Aysén. 

Su estilo de arte es la acuarela y la pintura al óleo y hace poco tiempo, tras una conversación con su amigo instructor de la escuela de buceo “Keremur Diving”, Cesar Coñuecar, decidió llevar su arte bajo el agua.

El artista comenta que su amigo Cesar le contó que vio varios videos de un artista europeo que realizaba este tipo de pinturas y lo animó a atreverse. “Es algo muy puntual, contado con los dedos y en Chile no existía”, agrega Lema.

Su amigo estaba buscando un artista que pudiera realizar esta iniciativa, pero siempre conservando conceptos como la educación y la conservación del ecosistema acuático. “Yo nunca había buceado, pero acepté la idea, pasaron cinco meses y luego nos reunimos para concretarla”, dice Lema.

El arte de pintar bajo el agua

Pablo cuenta que para realizar el buceo, la escuela realiza un curso, pero debido al entusiasmo, se saltaron etapas de la instrucción. “Todavía estoy en un proceso de formación a largo plazo, en proceso de bautizo submarino, ya que todavía no he realizado el curso completo”, indica.

Comenzó en el Lago La Paloma, en septiembre de 2023 y desde entonces ha realizado una serie de inmersiones en lugares como el Polideportivo 21 de Abril de Puerto Aysén, Laguna Los Coipos, Bahía Acantilada y Puerto Gala.

Pablo durante la inmersión. Crédito: cedida.

La inmersión más profunda que ha hecho hasta el momento fue la última en Puerto Gala, donde estuvo cinco metros bajo el agua, pintando durante una hora, con una temperatura de 12 grados. “Me generó un dolor de oídos que costó que se me quite”, recuerda.

Lema comenta que es complejo pintar bajo el agua, ya que la visión se distorsiona. “En el agua pasan muchas cosas, abajo todo aumenta de tamaño, cuando quiero tomar mis cosas para pintar, las cosas se ven cerca, pareciera que estoy aleteando, ya que cuesta tomarlas”, asegura.

Preparación de una semana

Durante la semana, Pablo y Cesar coordinan el trabajo, el sábado en la mañana se dirigen al lugar determinado, con los implementos y equipos de pintura. Una vez que llegan, antes de instalar todo, el instructor se sumerge en el agua, realiza una inspección del lugar y cuando sube a la superficie da instrucciones.

Tras ese momento, ayuda a bajar los implementos. Luego, se sumergen hacia el lugar donde realizarán la pintura. No todo es fascinante, pues Pablo dice que toma tiempo “amigarse” con el agua. “Es un proceso de amigarse con el entorno, abajo sientes que se te aprieta el cuerpo con la presión y te asustas, entonces el armarse de valor demora unos minutos”, confiesa.

Algunos aspectos importantes a la hora de realizar este arte son la marea, el clima, la flotabilidad y la temperatura. Las pinturas son híbridas, Pablo menciona que las termina en su casa, pero que cada vez va completando la obra bajo el agua.

Pintura con espátulas

El artista explica que realiza las obras con pintura al óleo y con espátulas, de esta manera la pintura no se disuelve en el agua. “Las telas son preparadas tres días antes con una pintura de piscina, eso hace que no se salga.  Lo único que podría pasar es que muerda mucho la pintura con la espátula, casi al  nivel de cortarla y se flote, pero con el paño que tengo eso no ocurre, ya que puedo agarrarla enseguida”, dice.

Pintura realizada por el artista. Crédito: cedida.

El también profesor, asegura que se pueden realizar más expresiones artísticas que retratar el fondo del agua. “No es solo mirar la panorámica y pintar, se pueden hacer muchos trabajos bajo el agua”, señala.

Trabajo costoso

Pablo dice que el arte de registrar el entorno es muy costoso, ya que los implementos para pintar y bucear implican una alta suma de dinero.“Todo es muy costoso, entre el equipo de pintura, las telas, transporte, alimentación y el equipamiento de buceo, tubos de aire, guantes, gorros, aletas, etc”, admite.

El pintor añade que si alguna organización quiere sumarse, es bienvenida. “Mientras más gente se sume, vamos ganando todos”, menciona.

Futuros proyectos

A futuro, Pablo Lema busca crear una escuela de pintura subacuática y mostrar este novedoso arte en los colegios de Puerto Aysén y la región. “Queremos postular a proyectos y hacer documentales. Hay mucho material y una inversión bastante grande con las personas que registran el proceso”, finaliza.

Conoce más acerca de la obra de Pablo, a través de su página web: https://pablolema.cl. Facebook: Pablo Lema. Instagram: @pablo.lema.aysen.

Pablo y el equipo tras la inmersión. Crédito: Cedida.

 

 

 

 

 

 

 


 

Si te interesa recibir noticias publicadas en Diario Regional Aysén, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?
Grupo DiarioSur, una plafaforma informativa de Global Channel SPA, Av. España, Pasaje Sevilla, Lote Nº 13 - Las Animas - Valdivia - Chile

Powered by Global Channel